Sánate comiendo logo ¡Sánate comiendo!
María Sanchidrián Lavado

María Sanchidrián Lavado

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Granada. Formada en Educación Ambiental y en Coaching Nutricional. Trabaja en consulta ayudando a sus pacientes a cambiar sus hábitos alimentarios. Colegiada nº AND-00323

Grasa saturada escondida en los alimentos

Grasa saturada escondida

    La grasa es saturada o insaturada. La grasa saturada es aquella que es sólida a temperatura ambiente y es más típica de los alimentos de origen animal como las carnes, embutidos y leche. Pero también es saturado el aceite de palma, el de coco, y la manteca de cacao, que son de origen vegetal. Se considera la grasa saturada perjudicial para la salud porque tiene la capacidad de elevar el colesterol en sangre y de empeorar la placa de ateroma -la obstrucción de las arterias-, pero no todas son iguales. Por ejemplo, el aceite de coco a pesar de ser saturado, no es perjudicial. En cambio, el aceite de palma sí lo es, y nos lo encontramos en muchos productos.

    Así que, por el aceite de palma presente, hay grasas saturadas en productos de bollería industrial, dulces, galletas, cereales, patatas fritas de bolsa, palomitas de microondas y alimentos precocinados. No es que estos productos sean sanos si les quitamos el aceite de palma, pero desde luego uno cuando piensa en grasa saturada cae en el tocino, pero no suele caer en las palomitas de microondas. Algunas marcas utilizan aceite de girasol o de oliva en sus productos, pero aunque es obligatorio declarar el tipo de aceite usado, todavía nos encontramos aceite de palma escondido bajo la denominación “aceites o grasas vegetales”.

Tengo un artículo entero sobre el aceite de palma aquí.



Comparte este artículo:

Compartir en Facebook   Compartir en Twitter   Compartir en Google+   Compartir por email

"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"
-Hipócrates-